domingo, 21 de agosto de 2011

Simpleza


Una vez más acá... donde todo prometía siempre estar bien.
Y lo está. En mi.
Hay cosas distintas, hay cambios, hay caminos distintos que ahora se asoman y se atreven a estar.
Me vine al parque. Me tomo un mate, fumo un cigarrillo, escucho el recital 'soda' del día del niño en el Planetario y lo endulzo con una factura de esas 'moñito'... o corbatita, en mi 'cultura'.
Y no quiero escribir grandes cosas, no están... sólo las más sencillas, las de siempre, las que se pierden si uno no las mira.
Como preguntar, por primera vez, cómo se llaman estas facturas que tanto me gustan... y la simple obviedad de la respuesta: moñitos.
Como salir de casa, bastante fumada, y seguir el instinto de la línea recta. La calle se ensancha un poco y la vereda es más angosta, al costado una loma, con árboles secos y abandonados. Vidrios rotos en el suelo, botellas y basura enlodadas por charchos de barro. La loma se hace cada vez más alta, oscura y temible. La calle se va estrechando, oscureciendo, bajando... un puente arriba, muchos autos, nadie en la vereda, cinco motos de policía en la esquina al fondo.
Trato de mantenerme calmada. No es nada del otro mundo. Disfruta este momento, esta ciudad... pero todo parece indicar que no estoy yendo adonde quería ir.
Sigue tu instinto.
Crucé la calle y por la vereda de enfrente empecé a 'descaminar'. Desandar todos los pasos que había bajado. En subida, fumada, con miedo, no era fácil... pero estaba segura que estaba a tiempo de arrepentirme y volver: si algo anda mal, siempre puedes volver...
Y llegué a la simple escalera de perfectos ladrillos rojos.
Un padre llevaba a su entusiasmado hijo a, seguramente, el lugar donde yo quería ir.
Subí tranquila, disfrutando cada escalón hasta llegar a ese inmenso verde y esos gordísimos árboles que me esperaban.
Costó elegir el lugar, pero encontré un arbolito bajo el sol, y con lo que quedaba de él, me quedé a disfrutar.
Este simple momento, con este simple mate y el cotidiano cigarro, con la factura de nombre simple y la simpleza de esta hoja blanca en esta simple ciudad.
Disfrutando la simpleza.
De todo.



10 comentarios:

Haymet dijo...

lo simple esta en que todo es complicado, las pequenas cosas de la vida son las mejores, el soplo de viento en nuestras caras , escuchar las carcajadas, lo simple esta en verlo simple y abandonar lo complicado en el segundo cajon de la casa, bello

Lady Penny dijo...

Bello también tu comentario... me alegra leerte... y pensar que en mundos distintos, tanto es igual...
Lo simple, lo bello, qué lindo compartirlo... amor y gratitud para ti...

Lady Penny dijo...

Y me gustó mucho tu blog... mucho!

Carmen dijo...

Me a gustado mucho tu blog¡¡un saludo

http://luna-serfeliz.blogspot.com/

Nurkia dijo...

La belleza se esconde entre las cosas simples. Son un gran regalo y una enseñanza que no debemos pasar por alto.
Saludos
Muy buen blog!

coso dijo...

Sia algo anda mal siempre se puede volver" Eso me gusta

KnChErriE FLy dijo...

ohh lady penny, es increible como pudiste describir exactamente como te sientes fumado.. cuando no importa nada porque todo esta perfectamente bien! aun haciendo algo tan simple como sentarte a la orilla de un arbol o ver los carros pasar, es simple, sencillo llena tus sentidos de todo, olor, color, sabor, textura todo!

el blog de romadri dijo...

ME AH GUSTADO MUCHO EL BLOG, SALUDOS

programas gratis dijo...

tremendo blog, muy buena entrada, ojala las cosas fueran mas simples xD

Cala dijo...

simpleza absoluta en cada palabra limpia. un grato encuentro tu blog... una entrada antigua pero actual, vigente y vieja... simple. gracias